Medicina Preventiva

Parásitos

Internos

La desparasitación sistemática frente a parásitos intestinales, asegura una vida sana y feliz de todo el núcleo familiar.

1. Gusanos redondos: Las típicas “lombrices” que el perro puede coger al jugar en zonas de tierra o al comer hierba, las puede transmitir a las personas. Esto se previene con la desparasitación sistemática cada 3 meses.

2. Gusanos planos: También llamadas tenias. El  más conocido es la “solitaria”, que se transmite por comer carne de cerdo infestada (no la transmiten los perros) El más habitual es el que se transmite por ingestión de pulgas. La mascota en la que vemos este parásito con más frecuencia es en el gato (por ingerir pulgas cuando se lame). El tratamiento se realiza al menos cada 6 meses, pero solemos aplicarlo al mismo tiempo que el de las lombrices, de manera conjunta cada 3 meses. En casos puntuales, estos protocolos se modifican aumentando la frecuencia, según el tipo de vida de la mascota y la situación de la familia (niños pequeños, bebés, ancianos, embarazadas).

3. Coccidios y giardias: Requieren tratamientos específicos bajo estricto control veterinario, teniendo sintomatología propiaTodos estos “inquilinos” intestinales de nuestras mascotas, se diagnostican con un análisis de heces llamado flotación, que es rápido y sencillo de realizar en la consulta.

Externos

1. Pulgas: Se sabe cuándo hay pulgas porque se las ve correr entre el pelo, pero también es útil ver sus deposiciones en la piel. Aunque no las veamos, no quiere decir que no estén. Los daños más habituales son picor e irritabilidad En animales que son alérgicos producen DAPP (Dermatitis Alérgica por Picadura de Pulga). Producen inflamación en la piel, mucho picor y caída del pelo. Pueden trasmitir enfermedades al hombre y a las mascotas. Pican a las personas.

2. Garrapatas: La lucha contra las garrapatas es importante no sólo por las lesiones y molestias que produce en el animal sino además por el papel de vector en la transmisión de enfermedades tanto a los animales como al hombre. Algunas de las enfermedades que pueden transmitir son:

◦ Erlichiosis

◦ Anaplasmosis

◦ Enfermedad de Lyme.

3. Piojos: Se diagnostican con muy poca frecuencia en perros y gatos, y mucho más en mascotas como las cobayas, conejos y aves (piojillo). Se acumulan sobre todo alrededor de las orejas y orificios donde aparecen costras y escamas
Producen un picor intenso y pueden producir anemia sobre todo en infestaciones severas. Pueden aparecer cambios de comportamiento por causar gran ansiedad Se visualizan bien con una preparación de cinta adhesiva.

4. Ácaros: Son los causantes de las sarnas, existen varios tipos:

  • Demodex: Es un hospedador normal de la piel de las mascotas, pero en condiciones adecuadas (infecciones, bajada de defensas, parásitos internos, celos, embarazos) puede crecer y producir cuadro clínico. Se caracteriza por una lesión inflamatoria de la piel con pérdida de pelo que se denomina Sarna Demodécica:
    El diagnóstico se hace a través de raspados de la piel. Cuando aparecen lesiones de carácter crónico puede ser necesario realizar una biopsia
  • Cheyletiella: “Caspa Móvil”. Es un ácaro muy grande y que vive muy superficial en la piel o en el pelo. Produce un picor moderado y se suele evidenciar bien visualizándolo al microscopio una preparación con cinta adhesiva. Los ácaros se transmiten con mucha facilidad bien por contacto directo bien a través de cualquier objeto, toallas, mantas, etc.
  • Otodectes: Estos ácaros viven en el conducto auditivo, lo irritan y hacen que se produzca mucha secreción de color marrón-negruzco que hace que los oídos estén sucios Producen mucho picor. Se evidencian con un frotis del contenido del oído.
    Los animales pueden hacerse heridas en las orejas al rascarse y desarrollar otitis
    Son altamente transmisibles por contacto directo entre gatos y perros que viven dentro del mismo hábitat.

5. Sarcoptes: “Sarna Sarcóptica”, principalmente en perros, aunque también puede afectar a las personas. Produce una dermatitis que cursa con prurito muy intenso. Es muy contagiosa, no sólo por contacto con animales infectados sino también a través de objetos (mantas, toallas, camas, etc.)
Las lesiones aparecen principalmente en codos, axilas, rodillas, punta de las orejas y vientre y se extiende rápidamente. Estos ácaros se ven muy mal en los raspados de piel ya que viven en capas profundas y muchas veces hay que recurrir a biopsiar para hacer un buen diagnóstico.

6. Mosquitos: Ciertos géneros son responsables de transmitir enfermedades, como la Filariosis o Enfermedad del Gusano del Corazón. Las hembras son las que poseen un aparato bucal adaptado para succionar sangre, en consecuencia son las que pueden transmitir la enfermedad cuando pican El mosquito portador inocula microfilarias (nematodo) al picar a un perro, éstas cuando alcanzan la forma adulta se alojan en la parte derecha del corazón y en las venas pulmonares, producen insuficiencias cardiaca y respiratoria.

Un perro con un estado avanzado de esta enfermedad puede desarrollar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Tos blanda crónica.
  • Respiración acelerada.
  • Se cansa fácilmente.
  • Colapso por insuficiencia cardiaca durante el ejercicio.
  • Apatía general.
  • Ayuda mucho tratar de manera preventiva a los animales que viajan a estas zonas, con productos que han demostrado una alta eficacia. Nosotros te asesoraremos con el mejor protocolo para prevenir o tratar la enfermedad.

7. La Leishmaniosis o enfermedad del mosquito: La enfermedad se distribuye por toda la geografía española, principalmente en la cuenca Mediterránea y en el centro de la Península. Para que el mosquito que produce la Leishmaniosis pueda transmitir la enfermedad tiene que haber picado previamente a un perro enfermo, haber succionado el parásito y éste debe madurar en su aparato digestivo. Una vez que se desarrolla la enfermedad los síntomas pueden ser muy variados ya que se disemina a través de la sangre pudiendo afectar a cualquier órgano.

¿Cómo combatir los ectoparásitos?

Es muy importante combatirlos: pues son parásitos y transmiten enfermedades a las mascotas y a las personas. Nuestros consejos son: Usar productos de última generación, son los únicos realmente efectivos. Siempre es mejor usar tratamientos preventivos, pero si ya tenemos el problema, sobre todo en el caso de las pulgas, habrá que tratar tanto al animal como el ambiente.

Esto no hubiera sido posible sin nuestros clientes, parte ya de esta familia que es nuestra clínica, y por supuesto sin sus mascotas, por eso queremos agradecer el gran apoyo y confianza que nos brindan desde el primer día.

Cuando pensamos en el tiempo que ha pasado, nos sentimos reforzados y animados a trabajar y así seguir ofreciendo, la mejor atención y cuidado para vuestros seres queridos de cuatro patas.

Años

Mascotas

%

Ilusión

No lo dejes pasar, pide tu cita hoy

 

Pide tu cita ahoraConoce nuestras campañas