Medicina Interna

Consulta de Oncología

Debido al aumento de la longevidad de nuestras mascotas, cada vez es más frecuente diagnosticar procesos tumorales o de cáncer en los animales de compañía.

¿Cómo se diagnostica un tumor?

En ocasiones vemos directamente en una exploración en la consulta algún “bultito” o palpamos interiormente alguna anormalidad, aunque a veces tenemos que utilizar otras técnicas para ponerlo de manifiesto (ecografía, radiografía, TAC o resonancia).

La citología consiste en tomar una muestra de células con una aguja fina, extenderlas y teñirlas para ser vistas al microscopio. En muchos casos nos sirve para diagnosticar el tipo de tumor, siendo una técnica poco invasiva y nada dolorosa obteniendo resultados inmediatos.

Otras veces no es posible el diagnóstico citológico y se precisa de una muestra de tejido o biopsia para hacer un estudio histopatológico.

¿Cómo tratamos un tumor?

De forma general, la mejor manera de tratar un tumor suele ser con cirugía, dejando los márgenes necesarios para evitar que se reproduzca, pero en ocasiones esto no es posible, bien por el lugar en el que se encuentra no pudiendo quitar todo o porque no está localizado en un lugar concreto, es decir que no esté bien delimitado o que esté más o menos extendido.

En los casos en que la cirugía no ha podido ser completa, o no esté  indicada y dependiendo del grado de malignidad y extensión de la enfermedad, en muchas ocasiones la mejor opción para la mascota, permitiéndole mantener una calidad de vida óptima, es la utilización de otras terapias que le ayuden a disminuir y controlar el crecimiento o ralentizar la evolución del cáncer.

Afortunadamente hoy en día disponemos de muchas herramientas destinadas a esta finalidad y gran variedad de nuevos protocolos terapéuticos para poder adaptarlos a su animal y a usted.

Tumores que se pueden evitar

Hay tumores, en su mayoría muy agresivos, que se pueden evitar de una manera sencilla, el mayor exponente está representado por los tumores de mama en las hembras, que se previenen con una esterilización temprana evitando su aparición en más de un 90% de hembras si se realiza antes de los 18 meses y en los machos, de testículos.

Esto no hubiera sido posible sin nuestros clientes, parte ya de esta familia que es nuestra clínica, y por supuesto sin sus mascotas, por eso queremos agradecer el gran apoyo y confianza que nos brindan desde el primer día.

Cuando pensamos en el tiempo que ha pasado, nos sentimos reforzados y animados a trabajar y así seguir ofreciendo, la mejor atención y cuidado para vuestros seres queridos de cuatro patas.

Años

Mascotas

%

Ilusión

No lo dejes pasar, pide tu cita hoy

 

Pide tu cita ahoraConoce nuestras campañas

#FrenarLaCurva